martes, 1 de julio de 2008

Teoría de los meses

He desarrollado una teoría conforme a los meses del año, y que no está muy lejos de lo que creerán los torpes mercadólogos que intentan pintarnos el año como si cada quincena debemos gastárnola en una celebración, así que hago aquí mi diferenciación:
ENERO
Para los comerciantes: útiles escolares, primer mes del año (baje de peso), empiece bien el año, haga ejercicio, métase al gimnasio, compre una agenda...

Para mí: todo es nuevo, aunque sean las mismas cosas viejas... lo que pasa es que hay un cambio de actitud.

FEBRERO
Para los comerciantes: mes del cariño, agasaje a su pareja (hombre-mujer, mujer-hombre, hombre-hombre, mujer-mujer, mmf, ffm, tríos de otro tipo, orgías, y misceláneos).

Para mí: el empuje del nuevo año todavía perdura. La resaca del año nuevo apenas se está quitando, por lo que todavía se puede empezar de nuevo. Lo del día del cariño... lo siento, aún no hay dinero para celebrarlo.
MARZO
Para los comerciantes: llegó el verano, aún es tiempo de bajar esas libritas de más, váyase a Xetulul, a Miami, La Habana por 500 dólares todo incluido menos los almuerzos.

Para mí: buena oportunidad para pensar en una ciudad que se queda solitaria, aunque el calor no da mucha comodidad.

ABRIL
Para los comerciantes: sigue el verano, las cervezas bien frías, el ron, etc.

Para mí: es un buen ranazo, ya pasó la tercera parte del año, y nuestros entusiastas propósitos de principios de año, se convirtieron en "lo dejo para mañana".

MAYO
Para los comerciantes: el mes de las madres, buena oportunidad para vender electrodomésticos que no necesitamos.
Para mí: la lluvia nos sorprende en nuestra tristeza y nos acompaña en nuestras lágrimas... un año más, sin que se mire por dónde pueda cambiar.

JUNIO
Para los comerciantes: el día del padre, del maestro, la Eurocopa, televisores con plasma a bajo precio, la selección, por tres taparroscas y 80 quetzales llévese su camisola oficial.

Para mí: (suspiro, sin palabras)



JULIO
Para los comerciantes: el anhelado Bono 14, que sirve para reactivar la economía de los comerciantes. No sé cómo (ni sé con qué pretexto), después del Bono terminamos más endeudados, si nos cayó el doble de lo que siempre recibimos.

Para mí: medio año. Rotundamente medio año. Si no hemos hecho nada, tal vez lo sintamos como un año perdido. Algunos se consuelan con el llamado Lucky Seven (7 del 7). Es una buena oportunidad de reactivar nuestro empuje. Para quienes escriben, deben consolarse con el hecho de que el clima nublado nos favorece, porque un clima soleado nos invita a irnos a la playa con unos paquetones fríos de cerveza, mientras que la lluvia y el cielo gris nos invita a contemplar la hoja en blanco de la compu, mientras sostenemos en nuestra garra derecha un güisqui con tres hielos, y animarnos, por fin, a empezar.

Dado el primer día de julio... tal vez los primeros días del resto de los meses escriba sobre los meses que faltan.

3 comentarios:

EDS dijo...

jajajaja Interesante teoría vos.

Qué bueno que estás posteando mas seguido. Felicitaciones.

The Black Wizard dijo...

vos que buena teoria... la verdad es que muy cierta, la sipatia de este pueblo tan predecible

Carolina Chang dijo...

Bueno, la teoría de los meses me parece singularmente personal. Eso sí, incompleta. Yo incluiría aquí, tu proceso metamórfico del año, en el que se divide según la naturaleza del tigre.

Los meses en que te dedicas a observar al mundo y los meses en que escribes.

Sería también de incluir las faces lunáticas y circunstanciales que florecen en diferentes meses del año, como los zompopos y la lluvia en Mayo, el ombligo de Junio, los chaparrones de Julio, el olor de despertar en los campos en Agosto, los desfiles de Septiembre, los chicos que terminan el cole en Octubre, el fiambre y los chilacayotes y los barriletes gigantes en Noviembre, las constelaciones de Diciembre, el friíto de Enero, mi cumpleaños en Febrero (a puro recordatorio, jiji), las jacarandas en Marzo, y los robados versos de Abril, y por supuesto ten miedo de Mayo... las lunas llenas, las lunas nuevas, la casiopea, las tortugas marinas, los tres chiflados, en especial curly...

Ya ves, creo que la teoría de los meses necesita unos ajustes cotidianos.

besos en flor y salú por la palabrería!