jueves, 17 de diciembre de 2009

Entre sapos y tigres (del Norte) te veas


Murió el Jefe de Jefes, señores. Qué curioso. Estos intocables se mueren justamente cuando los momentos políticos más importantes lo ameritan.


Según Estados Unidos y su Plan Colombia/Mérida, el narco ya estaba retrocendiendo. Según los colombianos, Álvaro Uribe es un semidiós que le ha devuelto la tranquilidad al país, haciendo retroceder al narco, y por ello va por la tercera reelección.


Ante un buen retroceso de los negocios del narco, éstos (creería yo) han optado por buscar otros puntos con mayor impunidad y seguridad, como México o Guatemala, para operar más tranquilos. Además, como parte de la estrategia, ahora se han estado metiendo en la cultura popular.


Ya no basta que la barriada dé la vida por ellos, porque son generosos para organizar las kermeses del pueblo, a cambio de un cómplice silencio y estar dispuestos a ser barricada humana.


Ya no basta, decía. Ahora es necesario pagar a escritores y a guionistas para que escriban novelas/telenovelas, en las cuales el pueblo alharaquero vea a través de la pantalla chica las bondades del narco, es decir, estar rodeado de bellísimas mujeres, dispuestas a operarse las tetas con dinero de la cocaína, para que los narcos las manoseen y se las cojan a placer. Qué extraño. Cabal cuando empezaban a mermar sus ganancias, aparecen estas telenovelas sobre la buena vida de los narcos.


Sí, pues. Buena vida la del narco, vaa. Eso, y nadar en billetes de a cien dólares. Todo, menos estar preocupado por el cierre de las fronteras, cada vez más militarizadas.


Pero, los gobiernos, sobre todo el Plan Colombia/Mérida no se quedan atrás en shows publicitarios.


¡Qué curioso! Justo en la semana cuando Calderón propone su reelección, capturan al Jefe de Jefes. Esperaron que el presidente mexicano se fuera a Copenhague, tranquilo, para hacerse el desentendido.


Me pregunto si narcos y gobiernos no han contratado al mismo publicista.


Qepd, el Jefe de Jefes


2 comentarios:

E. Cárdenas dijo...

No lo capturaron, lo mataron. Parece que para los periodistas da lo mismo una cosa que la otra, o usar indistintamente cualquier adjetivo, mientras suene poético.

Las declaraciones de EEUU y en la forma en que se atribuyeron este operativo como parte de los "beneficios" del Plan Merida no tuvieron en nada la cobertura que tuvieron las de la Marina de México, ni el mismo eco, solo en CNN.

Esa "estrategia" según usted de "estarse metiendo en la cultura popular" solo usted la mira, Mario. Como que se ha estado juntando mucho con Dina Fernandez, o no será que usted fue el que le dio la versión pirata de la telenovela "El Cartel de los Sapos". Ya que al parecer los periodistas tienen un concepto muy sesgado de los derechos de autor.

Cuando el narco llegó a la cultura popular, usted todavía no pensaba en hacerse periodista, ni mucho menos. Hay días en que se nota más lo improvisado de sus notas.

...engler dijo...

Resulta que una amiga tiene un nombre que es muy pero muy "simpático" por decir lo menos. Cuando me lo dijo yo me quedé viendo con una expresión que supongo le hizo pensar que tenia que explicarmelo: "mis papás le hacian a la droga" me dijo, yo le respondo "la consumian o la vendian" y ella me dice con mucha seguridad, "la consumian, si la hubieran vendido yo seria millonaria mano"

Asi las cosas, parece ser que las aspiraciones, digo, en la vida, pasan por la rapidez con que se desean obtener, de ahí que el narco haya llegado para quedarse. De los políticos, mejor ni hablar.

Saludos,