martes, 24 de febrero de 2009

El mundo se derrumba, y nosotros... enamorados



Sigo con mi luna cinefilia, y quiero comentar una película que, por ser un tema de amor, es enviada al baúl de las “románticas” y encasilladas para quienes no les gusta esta tendencia.


Casablanca -que injustamente aparece bajo el crédito de Michael Curtiz como director (porque fue otro quien la montó y prácticamente la dejó lista para rodar)- debería estar entre las diez mejores películas de la historia del cine para cualquier crítico de cine, pese a que es muy sencilla.


Filmada en plena Segunda Guerra Mundial, el filme ha penetrado en el inconsciente colectivo del cine.


Casablanca es la típica historia del héroe en ruina, que es capaz de sacrificar su gran amor en nombre de una noble causa. Rick, el protagonista interpretado por Humprey Bogart, llegó hace años a Casablanca, actualmente Marruecos, una ciudad que estaba bajo el control de los franceses de la Francia ocupada por los nazis (porque también estaba la Francia libre). Es decir, la máxima autoridad era Alemania, pero eran franceses quienes tenían el control migratorio y del mercado negro de Casablanca. Y, los franceses al mando de alemanes, normalmente jugarían la doble cara en sentimiento patriótico por su nación ocupada.


Rick llega huyendo a Casablanca procedente de París, después de que fuera ocupado por los nazis. Rick, en Francia, era un activista de causas nobles. En París conoce a Ilsa, interpretada por Ingrid Bergman, y entabla amores con ella.


En este punto, Rick recuerda la llegada de los nazis, y le dice a Ilsa:

Rick: Cómo voy a olvidar ese día; los nazis iban vestidos de gris y tú, de azul.

Ilsa: Aún conservo ese vestido.


Desde entonces, y por influencia de una novia que tuve, generalmente me gusta vestirme de azul.


Otra frase memorable, y que ha sido repetida hasta el cansancio, casi quitándole el encanto, es la de Ilsa cuando entran los nazis a invadir París:

“El mundo se derrumba y nosotros, enamorados.”


Sin embargo, ella nunca le dijo que estaba casada y abandona a Rick, aprovechando la huida de París. Años después, Ilsa llega a Casablanca huyendo con su marido, y se encuentra con Rick, que ya no es activista de nada y no le interesa nada de nada.


Es ahí donde Sam, un pianista negro, que en la vida real no era pianista sino bateriísta, toca incansablemente As times goes by, una de las canciones más famosas del cine. Ésta es una canción que recuerda el amor entre Rick e Ilsa. Entre ella y él, constantemente la piden a Sam. Esencialmente, la frase es:

Si ya la tocaste para ella, tócala para mí.


Y que, vulgarmente, ha trascendido a:

Tócala de nuevo, Sam.


Por casualidad, Rick tiene dos salvoconductos, e Ilsa los quiere para poder huir a Portugal con su esposo, quien, por cierto, es también un importante líder de la oposición nazi. Y a Rick, como le vale el mundo, pone en primer plano su odio porque ella lo dejó, y no se lo entrega.


Bueno, para qué voy a seguir contando, mejor mírenla ustedes... total que Rick e Ilsa no se quedan juntos, y él vuelve a ser el héroe noble y activista comprometido de antes.


Como dato curioso, Los Simpsons ofrecen dos finales alternativos de Casablanca:

  • 1. Rick e Ilsa se quedan juntos, en un final proyectado en el asilo de ancianos, porque no los quieren hacer sufrir con la separación entre Rick e Ilsa.
  • 2. Un final en que de un piano surge Hitler (en el contexto de la Segunda Guerra Mundial) e intentará matar a Rick (clásicas incoherencias marca Simpson); pero Ilsa se lanza del paracaídas desde el avión en que se fue (ooops, estoy revelando más de lo que quiero) y cae sobre Hitler; luego Sam, el pianista, toca la clásica As times goes by, y luego se casan.


Obviamente, los guionistas de The Simpsons tienen la influencia de Casablanca. Y, como podrán ver, Casablanca no es precisamente un final feliz, y sus seguidores quizá quisieran que sí lo tuviera. La evasión del final feliz está presente desde Chaplin, en películas como El Circo, en donde el héroe no se queda con la traidita, aunque no fue usual en Chaplin esto, porque en otras, como Tiempos modernos y Luces de la ciudad, se queda con la protagonista.


Hay otros que tienen su trabe con Casablanca, como Woody Allen, quien actuó y no quiso dirigir en Play it again, Sam (traducido, torpemente, al español como Sueños de un seductor), en que el protagonista observar incansablemente Casablanca, y cree ser tan seductor como Humprey Bogart, quien constantemente se le aparece dando consejos.


Dicho sea de paso, Casablanca sirvió para que Bogart y Bergman se convirtieran en dos de los más famosos de Hollywood. Ingrid Bergman es realmente hermosa.


Y, como no quiero que esto se parezca a un artículo agotado como el de la Wikipedia, la dejo ahí, dispuesto a soportar las críticas de quienes no gustan de esta película, y poniéndola yo en el puesto número 7 de las mejores películas que he visto. En los próximos días, reseñaré las otras del top ten.



PS: tras varias horas de cerrar este post, me di cuenta de algunos errores y cosas pendientes.


1. La película que proyectan en el asilo de ancianos de The Simpons, no es Casablanca, sino Lo que el viento se llevó, y la cortan cuando Scarlett O'hara besa por última vez a Rhett Butler, dándole un final feliz, y no amargo como en verdad es.

2. Me queda la sensación de no concluir, en verdad, por qué considero a Casablanca como una de las mejores, y es por estas razones:

  • * Casablanca es una película de culto entre los cinéfilos, sobre todo por sus constantes alusiones en la actualidad.
  • * El perfil izquierdo de Ingrid Bergman.
  • * La historia del héroe en picada que se reanima por el amor.
  • * La historia no termina en el clásico final feliz.
  • * Tiene varias de las frases más citadas en la historia del cine.
  • * Los claroscuros de las fotografías.
  • * Aunque el final es doloroso para el amor, es el ideal para el mensaje... Si Rick se hubiera quedado con Ilsa, tal vez Casablanca no hubiera trascendido.
  • * As time goes by es quizá la mejor canción en la historia del cine.

3. Quiero concluir con la ficha técnica, para dar los créditos de las participaciones y su calificación.

TÍTULO ORIGINAL: Casablanca, aunque estaba basada en el guión titulado Everybody comes to Rick's. Sin duda el cambio le favoreció.
DIRECCIÓN: Michael Curtiz, aunque hasta antes del rodaje el director era Howard Hawks, quien al parecer fue el verdadero artífice. La dirección, a la larga, fue deficiente, porque la película tiene algunas incoherencias dentro de la historia.
GUIÓN: original de Murray Burnett y Joan Alison, pero estaba diseñado para teatro. La adaptación para cine es de Julius J. Epstein, Philip G. Epstein y Howard Kock. El guión original es el que tiene verdadera fuerza, pero la adaptación tuvo errores.
FOTOGRAFÍA: Arthur Edeson, quien tuvo una buena labor, sobre todo los closeups de las escenas de amor y la escena del aeropuerto.
MÚSICA: Max Steiner; sin embargo, As time goes by es de Herman Hupfeld, quien originalmente la había escrito para la versión en teatro. Steiner quiso quitar esta canción y poner una de él; afortunadamente no lo hizo.
INTERPRETES: Humprey Bogart (Rick), Ingrid Bergman (Ilsa), Paul Henreid (Victor Laszlo, el esposo de Ilsa), Claude Rains (capitán Renault, el corrupto francés que controlaba los permisos en Casablanca), Conrad Veidt (mayor Strasser, el alemán que había sido asignado para regir Casablanca), Sydney Greenstreet (señor Ferrari, dueño de un bar y quien controlaba el mercado negro), Peter Lorre (señor Ugarte, un mesero del bar de Rick, que lo aconseja), Doodlye Wilson (Sam). Originalmente, el papel de Rick sería interpretado por Ronald Reagan, y el de Ilsa por Ann Sherida, Michèle Morgan o Hedy Lamarr.
PRODUCTORA: Warner Bros.
PAÍS: Estados Unidos.
AÑO: 1942, en plena Guerra Mundial.
DURACIÓN: 102 minutos.
COSTO: poco más de un millón de dólares.
PREMIOS: Oscar a la mejor película, mejor dirección y mejor guión adaptado.

TOP TEN (HASTA EL MOMENTO)


1. ** **** ** ** *****

2. ** ******* ********
3. ********* ****
4. ** ********* ********
5. *******
********
6. ******* ********
** *****
7. Casablanca
8. ** ****** ** **********
9. ***** *** ****
10. ** *** ** ** *******
** ******* ***** ****

5 comentarios:

PROSÓDICA dijo...

Las grandes historias de amor tienden a ser aquéllas que no tienen un final feliz, ¿por qué será?.

Me gustó y me gusta.
Abrazos paranoicos.

ixmucane dijo...

Me gustó mucho este artículo. Como a Ud, me encantó también Casablanca. La pareja Ingrid Bergman y Humphrey Bogart funciona muy bien. Y, a pesar de ser una película sobre una historia de amor, no es cursi. Y una anéctoda curiosa: en el DVD que me prestaron venía una entrevista con la hija de Ingrid Bergman, y ella contaba que durante casi todo el rodaje, nadie sabía cómo iba a terminar, si se iban a quedar juntos o no. No fue sino poco antes de terminar el rodaje, cuando a los hermanos Epstein por fin se les ocurrió el final que buscaban. Y así fué como se convirtió en una película genial. También la de Woody Allen me gustó mucho.
Saludos de otra cinéfila.

Luisa F.S.C. dijo...

The Way we were, con Barbra Straisend y Robert Redford, buenísima. Más recientemente Becoming Jane (de la vida real).
Buen post. Esperaré su Top Ten.

Fernando Ramos dijo...

Mario, el puesto de Casablanca en el top ten es indiscutible.

Saludos

Cris Tokoloshe dijo...

"...de todos los bares de todas las ciudades del mundo, ella tenía que venir precisamente al mio..."

Aparte de lo que dijiste, me encantaron siempre los actores secundarios, desde el gordo del Fez, pasando por el español y todos los subespecímenes en Rick`s de distintas nacionalidades, hasta el locuaz, traicionero y siempre corrompido comandante francés.