miércoles, 31 de octubre de 2007

Viva la muerte

En el informe Guatemala, memoria del silencio, recuerdo bien, que consignan una estrategia del Ejército durante el conflicto armado interno, en donde cargaban con cadáveres y, a través de aviones, los arrojaban en mar adentro.
Pensé que ése podría ser el inicio de un cuento, y que, parodiando Pedro Páramo, un campesino ixil abordara un avión, diciendo que estaba en busca de su padre. Sin embargo, desistí, por la certeza de que Juan Rulfo es insuperable.
Recuerdo esto, justamente cuando estamos a pocos días de celebrar el Día de Todos Los Santos, y el Día de los Santos Difuntos, los primeros dos días de noviembre, y que popularmente redundan en el Día de los Muertos, celebrado con visita al cementerio y fiambre el 1 del décimo primer mes.
No es casualidad que las culturas latinoamericanas, en especial México y Centroamérica, celebren tanto el culto a los muertos. De hecho, esta es una de las mayores diferencias entre la cultura occidental con las no occidentales.
La tradición griega, latina y judeo-cristiana, nos enseñan en que, si hay vida después de la muerte, ésta es lejana al mundo terrenal. En cambio, las culturas no occidentales (La India, China, África y Latinoamérica), sienten a los muertos muy cerca, casi palpables, acompañándonos siempre para nuestra protección.
Celebrar la muerte es, en sí, celebrar la vida. Recuerdo un fragmento de una canción de Silvio Rodríguez llamada Río, donde dice: "Río, y no es un desafío, a la mitad del sueño, es que vivo camino al cementerio". Y es que recordar la muerte, es tener en cuenta de lo efímero de nuestra vida.
Especialmente, hay pueblos que deben rendir un culto muy especial a la muerte, sobre todo en países como Guatemala, que han visto perder a miles de víctimas durante las guerras internas, especialmente en gente inocente.
Nuestra tierra en sagrada, porque ha sido regada con sangre; recordémoslo este Día de Muertos...


Luego, me acordé que Charly García también había escrito Canción para mi muerte.

2 comentarios:

The Black Wizard dijo...

el dia de muertos como tributo a la muerte y para recordar a los que ya se fueron... interesante esa rendicion de culto a la muerte, yo en lo especial no la comparto, pero en fin. Dardo al pecho con lo que pusiste de Charly Garcia, gran canción... "te suplico que me avises si me vienes a buscar no es por que te tenga miedo...." sublime cancion

ventana urbana dijo...

La vida es efímera, por ello debemos hacer que valga la pena, hacerla todo un acontecimiento, luchar, soñar y sobre todo no desmayar.

Disfrutar de las cosas que envuelven nuestra aparente cotidianidad, reír, llorar...

Y en cuanto las y los miles de guatemaltecos que perdieron su vida, por un ideal... pues honor a quien honor merece.

Ojala que este cuatro de noviembre, el pueblo guatemalteco no escoja el pasado sino el presente y aunque el mismo no es muy esperanzador, al menos no es tan macabro...

saludos