jueves, 2 de septiembre de 2010

Dependerá lo nuestro de cualquier siniestro de la bolsa de valores


Del otro lado del sol, primer disco de Arjona en México, con poca difusión.
Para no hacer mucho más larga la espera sobre la opinión personal para Poquita ropa -el más reciente disco de Arjona-, me parece que este cantante ya está con las ideas agotadas. Me parece que ha ido de más a menos.

Salvo los primeros discos -sobre todo los grabados en Guatemala-, el Arjona temprano fue mucho mejor y ello le valió el éxito posterior. Hoy día, claro está, goza de su fama. Pero su actual disco no debió esperar a que la gente lo escuchara en la radio para convencerse, sino que las discotecas ya tenían preventas y agotaron pronto su existencia el día del lanzamiento.

Me llama la atención que haya incluido la canción Mi país, la cual ya había cantado anteriormente; si no mal recuerdo, en el concierto ofrecido en Guatemala en diciembre de 1992 (un concierto de dos días: el primer día Alux Nahual, y el segundo, Arjona), cantó Mi país, y que había dicho que recién la había compuesto.


Tardó, pues, 18 años en incluirla. La canción me parece aburrida, y me parecería más aburrida para alguien que no es de Guatemala, aunque, igual, la canción es tan ambigua que igual podría servir para cualquier país. Sin embargo, lo que me indica su inclusión es que se le están acabando las ideas y está echando mano del cajón.

Claro está, que Arjona casi siempre ha reciclado canciones, y como una prueba de ello es su canción, aburridísima por cierto, Jesús, verbo no sustantivo, que dio nombre a su segundo y último disco producido en Guatemala “Jesús, verbo no sustantivo” (1990), pero que incluyó en su segundo disco producido en México (“Animal nocturno”, 1993), además de incluirlo en otras antologías (“Quien dijo ayer”, 2007; “Simplemente lo mejor”, 2008).

Aún me parece risible la polémica que desató un cantante rural acá en Guatemala a demandar públicamente a Arjona por considerar que le plagió Jesús, verbo no sustantivo, que a pesar de lo mala que es, fue un éxito en Guatemala y me parece que también en México.

A principios del año, todavía escuché al supuesto autor de Jesús, verbo… reivindicar su autoría, cuando ya todo se ha desmentido y se sabe que Arjona compuso la canción. Pero me parece ridículo todo el morbo que encerró la canción.

No sólo las ideas muy sosas de la letra hacen de esta canción una de las peores, no sólo por mala sino porque Arjona insistió en repetirla en varios discos.


A pesar de esto, el Arjona de los noventa me parece que tenía más material para sus discos. El Arjona del siglo XXI ha tenido mejores canciones, pero el de los noventa, mejores discos.

No me cabe duda que “Animal nocturno” (1993) está entre uno de sus mejores discos. Quizá no tenga una canción tan sobresaliente, pero la mayoría de sus canciones mantienen una calidad promedio.

Quisiera hacer eco a la canción que más recuerdo que me haya gustado de ese disco; Solo no es más que una entre decenas que tiene Arjona con el tema de la soledad. La temática básica de Arjona de encontrarse solo en la casa alucinando que su pareja lo dejó, me parece que es una temática muy recurrente, que si no se quiere decir trasnochada, al menos debería decirse que es repetitiva en Latinoamérica. Los tangos y las rancheras lo confirman.

Pero Solo me gusta porque se sale del molde. Quizá aunque no nos guste, pero Arjona se acerca a la idea filosófica que el ser humano siempre está solo, y que cuando está en compañía, en realidad están acompañando sus soledades (como en Acompáñame a estar solo).


Ya había dicho que sus primeros discos (quizá debí decir sus primeros discos en México) han sido los mejorcitos.

Hay un disco llamado “Del otro lado del Sol” (1991) grabado en el año en que llegó a México, que no tuvo mucha difusión. En Guatemala, las radiodifusoras pinchaban sus canciones, pero casi no había oportunidad de conseguir el disco.

Arjona, por ese entonces, había pasado unos malos meses en México, y, más que sobresalir como cantautor, le habían comprado algunas cuantas canciones, como La mujer que no soñé que cantara Eduardo Capetillo, o la que más tarde cantara Yuri, Detrás de mi ventana.

El disco “Del otro lado del Sol” tiene algunas canciones, como Te conozco que por la poca publicidad a este disco la volvería a lanzar en otro elepé, porque si no, hubiera quedado en el olvido.

Hay una canción que fue muy sonada en Guatemala y que es muy buena, porque se trata de un Arjona diferente. El Arjona que deja de ser chillón y que se muestra como que no quiere ser parte del sistema, característica que Sony y después Warner Music le fueron quitando a punta de cheques con varios ceros a la derecha.

A manera de rescatar una canción muy buena de Arjona, pero que no es muy conocida (la cantó otro grupo mexicano, pero que no le pegó), agrego entre las mejores a Piel de consumo.



Por el momento, el top ten va así (les regalo la “j”):


Las mejores diez
1. _ _ / _ _ _ _ / _ _ _ / _ _ _ _ _ / _ _ / _ _
2. _ _ _ g _ _ _ _ _ / _ _ / _ _ / _ _ _ _
3. _ _ _ _ _ _
4. _ _ / _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ / _ _ / _ _
7. Piel de consumo
8. Solo
10. _ _ j _ _ _

Las peores diez
1. _ _ j _ _ _ / _ _ _ _ _ / _ _ _ / _ _ / _ _ _
2. _ _ _ / _ _ _ _ / _ _ _ _ / _ _ _ / _ _ _
3. Jesús, verbo no sustantivo
5. _ _ j _ _ _ _
10. _ _ ñ _ _ _ / _ _ / _ _ _ / _ _ _ _ _ _ / _ _ _ _ _ _ _

1 comentario:

Lunatika Lu León dijo...

coincido contigo... creo que se ha elevado demasiado y las filosofías Jesús.verbo.no.sustantivosas con sus respectivos practicantes me parecen ya pasadisimas de moda... sobrevaloradas también.
Pero hay otras canciones que no puedo evitarlo y me encantan. Las más antiguas, aunque del 5to piso me gusta tocando fondo.
Yo ya le había perdido el gusto pero cuando fui a cubrir el último concierto me conquistó (nunca antes había ido). Me reencontré con las que siempre me han gustado (te conozco, sin daños a terceros, minutos)
Pero todas son de lo mismo, la soledad...
No he escuchado el poquita ropa pero ya con la de puente tuve para encontrarlo en los mismos lugares y el video tmbn

Saludosss y creí que la diez era mujeres pero la faltaría la s...