miércoles, 8 de septiembre de 2010

Ya sé que no traigo receta, que es pura automedicación



Del otro lado del Sol. Me enoja demasiado esta canción. No sólo por la mala letra y la aburrida melodía; quizá también porque es una burda copia de la Canción del elegido de Silvio Rodríguez. Quizá, también, porque varió el final en la letra entre su primera versión (en “Del otro lado del sol”, 1991, la cual, como expliqué en un post anterior, fracasó comercialmente), la cual era cantada por Jesús, y en su segunda versión (“Historias”, 1994), la cual la canta un extraterrestre. ¿Qué habrá motivado el cambio? Bueno, cualquiera de las dos versiones me parecen malísimas. Repitió la canción en su disco compilatorio “Lados B”, de 2003.

Lo copión, las versiones dudosas, la pésima capacidad vocal y la mala letra, se me hace que es la peor versión de Arjona. La versión más conocida es la del extraterrestre; por eso, vinculo la otra, la no tan conocida, que se me hace peor.


Prefiero ésta, que me parece una obra de arte.


Receta lanzada por primera vez en “Galería Caribe” (2000), y posteriormente en “Lados B” (2003), disco lanzado con canciones que Arjona consideraba muy buenas, pero que no tuvieron la difusión necesaria.

Quizá podríamos encontrar vínculos de esta canción con la muy conocida Bilirrubina de Juan Luis Guerra, o en Pastillas para no soñar y Oiga, doctor, de Joaquín Sabina (autor al que Arjona copia mucho también); pero, en sí misma, la canción presenta mucha originalidad.

Consiste en una alegoría de los medicamentos (la mayoría de venta sin receta médica, como quien dice, una sólida cultural general de las medicinas), utilizados en su un desplazamiento de significado, de su base que consiste para curar enfermedades físicas, utilizados en un significado metafórico de curar males sentimentales.

Nuevamente, Arjona cae en su recurrente tema de la separación de la pareja, pero con esta estrategia le da un toque de humor, un esfuerzo mental por desplazar su sentimiento a través de una alegoría en medicamentos, lo cual hace alejarse del clásico tono chillón que tiene algunas de sus peores canciones.

También, ofrece una visión que casi nunca la da Arjona, y es la visión de la pareja. En sus canciones, él cree que sólo él está sufriendo; pero, en esta canción, al final, la frase que refiere que le mande una copia de la receta a su ex pareja, significa que asimila que la otra persona también sufre.

La canción debe gustarle a las personas que, como yo, somos adictas a los medicamentos; que diariamente tomamos aspirinas, anfetas, tiamina, tetraciclina, pasinerva, vitaminas y otras porquerías, como que si fueran amuletos de buena suerte, y creemos que con eso nos irá mejor. Cada quien su religión, y nuestro dios es Doctor House. Viva la automedicación. Viva la sobrevivencia a pesar de todo.

En el mismo disco, Galería Caribe, se incluye una versión acústica de esta canción, que, a pesar de tener la misma letra, no me gusta tanto. Es decir, es muy meritoria la versión afrocaribeña, sobre todo por la flauta que enlaza la coda.

Por último, me encanta el uso del verbo “privarme”, como sinónimo de dormirme y desentenderme del mundo. Es un verbo muy chapín, de las viejitas de antes. Me encanta.

He acá la letra de la canción, porque me parece muy meritoria.

Deme un Tylenol pa'l mal de cuerpo y un Diasepán para olvidar; un galón de suero esta perfecto y un Lexotán para volar. Deme un Valium 1000 pa' estar bien muerto y que no me dé por recordar; un Tagamet para lo incierto y un Prozac pa' exorcizar. Ese fantasma tuyo que es una hepatitis C, que no la cura ni un trasplante; deme un Dormicum para privarme y un Vivarin pa' despertar.

Ya sé que no traigo receta, que es pura automedicación, mas no hay doctor anacoreta que cure tan rara aflicción. Agregue allí un par de laxantes para expulsar esta ilusión de que seas tú lo que eras antes y se me alivie el corazón. Y un Pepto Bismol se me olvidaba por aquello de la indigestión.

Disculpe usted la analogía, busco una cura a mi aflicción. No pudo la psicología reanimarme el corazón. Y deme un Demerol pa' que no duela y Cortizona pa' la hinchazón esto es peor que un mal de muela y que no entiende de razón. Dicen que la morfina es muy buena para olvidar, aunque sería mejor que vuelvas, pues el Ativán ya no resulta y la Aspirina me hace mal.

Ya sé que no traigo receta, que es pura automedicación, mas no hay doctor anacoreta que cure tan rara aflicción. Agregue allí un par de laxantes para expulsar esta ilusión de que seas tú lo que eras antes y se me alivie el corazón. Y un Pepto Bismol se me olvidaba por aquello de la indigestión.

Una receta pa' olvidar, una vacuna contra el llanto;
deme una pomada para el corazón y un jarabe para el alma.

Una receta pa' olvidar, una vacuna contra el llanto;
le juro a usted que tengo la receta, se me quedó metida en la gaveta.

Una receta pa' olvidar, una vacuna contra el llanto;
deme la pomada para el corazón y un jarabe para el alma.

Una receta pa' olvidar, una vacuna contra el llanto;
por eso busco en la farmacia el remedio pa' olvidar.

Una receta pa' olvidar, una vacuna contra el llanto;
y si de algo sirve esta receta, mándale una copia a ella.

***

Por el momento, el top ten de lo mejor/peor de Arjona, va así (les regalo la “d”):

Las mejores diez
1. _ _ / p _ _ _ / _ _ _ / q _ _ d _ / d _ / _ _
2. P _ _ g _ _ _ _ _ / _ _ / _ _ / _ _ _ _
3. Receta

Las peores diez
1. D _ j _ _ _ / d _ _ _ _ / q _ _ / _ _ / _ _ _
2. Del otro lado del sol

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mario, interesante tu ejercicio sobre Arjona. Sólo tengo curiosidad de saber si pensás que Sabina es original y Silvio tiene buena voz, porque me parece que cuestionas a tu compatriota con una severidad que no la dispensas para los otros cantautores extranjeros que tampoco son la gran cosa...

Mario Cordero dijo...

Creo que Sabina es muy original; de hecho, lo consideraría entre los mejores poetas (no sólo músicos) de España. Siempre ha tenido una pésima voz, y ahora la tiene peor. En términos musicales más rígidos, debería decirse que tiene una mala tesitura. Sin embargo, no es desafinado.

Arjona tiene mejor voz que Sabina, pero eso no significa que tiene una gran voz. Lo que tiene es que sabe hacer uso de recursos vocales, sobre todo poniéndole mucho sentimiento, pero él también una mala tesitura.

El no tener buena tesitura, no significa que sean pésimos cantantes. Es más valioso para un cantante el ser afinados y proyectar mucho sentimiento. Arjona y Sabina son afinados y proyectan mucho. La ventaja con Sabina es que es mejor poeta y músico.

Otros ejemplos de cantantes (muy buenos) con mala tesitura, son Chavela Vargas (sobre todo ahora con su voz anciana), José Alfredo Jiménez o Juan Gabriel. Sin embargo, gustan mucho, y es lo mismo que le pasa a Arjona.

Silvio tiene una mejor voz, aunque su tono no es muy usual, o quizá no es tan agradable. Sin embargo, su registro vocal es mucho más amplio que el de muchos cantantes. Es capaz de dar notas muy agudas y también muy graves. Musicalmente, tiene muchos más recursos académicos, por lo que sus melodías son mucho mejores. En cuanto a las letras de las canciones, también son mucho mejores; es un poeta muy original, pero creo que Sabina tiene mucha más fuerza en sus imágenes, rimas y metáforas.

No quisiera tratar con severidad a Arjona, sino con objetividad, sin importar si es mi compatriota.

En un resumen objetivo, tendría que decirte que Arjona tiene como puntos positivos:
- recursos estilísticos de la voz;
- algunas letras muy buenas;
- letras fácilmente comprensibles e identificables con un público muy amplio (popular, Clase ABC, no muy rígido musicalmente)
- arreglos musicales muy buenos;
- voz afinada (pero no tiene gran capacidad), y
- proyectar mucho al público a través de sus letras y su voz.

Entre lo negativo, se puede enumerar:
- algunas letras que parecen un calco de otras canciones;
- repetición de melodías y círculos armónicos (lo que demuestra poca capacidad musical y provoca aburrimiento), y
- voz poco educada (pero funcional).

Espero responder tu curiosidad.

Johan Bush Walls dijo...

Mario, cada vez que leo que alguien escriba sobre Arjona, me veo tentado a invitarlo a leer un par de cuentitos que escribí hace algún tiempo, que no tienen nada que ver con tus reseñas, pero que vienen al caso. A ver si te pasás dándoles una leída.

http://cuentospajeros.blogspot.com/2007/11/el-amor-en-los-tiempos-de-la-trova.html


http://cuentospajeros.blogspot.com/2007/11/trovadores.html

Y ahí te dejo un bonus track sobre Aute.

http://cuentospajeros.blogspot.com/2007/11/la-cancin-de-aut.html

Salú pue.

Jaspa dijo...

Excelente Mario, es la crítica más imparcial y objetiva que es escuchado sobre Arjona. Yo hace mucho que deje de escuchar Arjona, aunque al veces escuchaba una que otra canción, la primero fue lo repetitivo de sus melodías (bien acotado por tu persona), luego fueron las "coincidencias" con canciones especialmente de Sabina (ademas de la arrogancia con la que habla de "Corre dijo la tortuga" del Maestro Sabina), luego vinieron las coincidencias con Silvio, Filio, Bennedetti, Serrat, etc. Pero aun asi, me gustaban algunas canciones, entre ellas "Del otro lado del sol" pero escuche "La canción del elegido" de Silvio, y que crees? En fin, el mae sigue teniendo buenas canciones y algunas me gustan, pero al igual que me gusta Luis Miguel (por cierto mejor cantante y músico que cualquiera de los otros que mencione aqui, sin embargo no es componsitor), Vicente Fernandez, El buki, o cualquier CANTANTE que tenga buenas canciones. Hay mucha diferencia entre CANTAUTOR y CANTANTE, Arjona es cantautor, pero un cantautor muy malo, si lo comparas con Silvio, Sabina, Serrat o muchos otros, sin embargo como cantante y como producto comercial el mae se la juega bastante. En fin, no le deseo a Arjona ningun mal especifico...