sábado, 11 de abril de 2009

Dejé el camión y me hice puta



He dejado casi olvidada mi lista de las diez películas que ¿más me gustan? ¿las mejores según mi criterio? No recuerdo. Sólo recuerdo que dejé pendiente, aunque ocultas algunas letras, Hable con ella de Pedro Almodóvar. Y es que, a medida que avanzaba en el Top Ten de mis películas, me daba cuenta que Almodóvar es un director imprescindible, quizá mi favorito por su contemporaneidad.


Supongo que, debido a su actualidad, aún es difícil clasificarlo. Digo, es difícil clasificar a un artista vivo, porque generalmente dentro del mundo farandulesco del arte, se manejan intereses, y por eso es que se terminan ensalzando a remacheros, y se termina por dejar a un lado a los verdaderos artistas que realmente están proponiendo y trabajando día con día en su arte… pero eso es tema para otro post.


De Almodóvar es difícil extraer una película, porque en su conjunto, presiento yo, está elaborando una compleja red de referencias intertextuales dentro de su película… Bueno, quiero decir, que para ir comprendiendo una película, hay que ver todas o su mayoría.


Almodóvar se repite, y eso me gusta. Se repite, pero no por pereza mental, y no se trata en que termina en exponer sus mismas ideas una y otra vez, incluso repitiendo columnas de opinión o frases en libros, ¡qué sé yo! Es como los periódicos que repiten sus noticias anualmente. Antes del descanso de Semana Santa, Navidad o Año Nuevo, titulan sus portadas: “Éxodo masivo al interior”, e ilustran con un bus extraurbano sobresaturado, que igual puede ser foto de archivo de años anteriores. O, en noviembre: “Pugna por aprobación del Presupuesto”, o antes del 14 de enero: “Gobierno reprobado”.


Este mundo se repite… es una rueda y nuestra corta memoria hace que no nos demos cuenta. Y Almodóvar lo sabe, y utiliza mucho la idea de intertextualizarse a sí mismo. El ejemplo que más gozo lúdico me da es que repite sus escenas, como la de Gael García Bernal, cantando Quizá en La mala educación, representando a una vedette travesti, al igual que lo hizo Miguel Bosé en Tacones lejanos.


Pero, lo que más me gusta de Almodóvar es que le otorga dignidad a los grupos marginales. Supongo que Todo sobre mi madre es la dignificación a la madre soltera. La mala educación al amor puro entre homosexuales.


Además, las tramas, que rozan lo absurdo de Almodóvar, se convierten en lo más normal. ¿Será posible que una enfermera que trabaja en donación de órganos, deba decidir si dona los órganos de su hijo adolescente (Todo sobre mi madre)? ¿Será posible que madre e hija se enamoren del mismo hombre, con veinte años de diferencia, y que ambas pudieran ser sospechosas de su asesinato (Tacones lejanos)? ¿Será posible que un hombre secuestre, ate y viole a una estrella porno, y que ésta termine, finalmente, enamorándose de él (Átame)? ¿Será posible que una mujer haya simulado su muerte en un incendio, y que años después aparezca en la vida de su familia para terminar asuntos pendientes (Volver)? Y a todo ello, la respuesta es sí. Incluso, son más probables estos escenarios que los argumentos lineales, realistas y, casi imposibles, de Ben-Hur o Forrest Gump.


Almodóvar es capaz de conectarte con tus sentimientos. Quizá su mejor película sea Todo sobre mi madre, en donde el personaje de Agrado es supremo. Cuando da su discurso frente al teatro lleno, sobre la autenticidad, a uno le dan ganas de pararse en el cine y aplaudir, aunque se sepa muy bien que los artistas no están ahí adentro; sin embargo, a mí me gusta más otro diálogo, cuando el personaje de Huma Rojo quiere ver si puede contratar a Agrado como su asistente:


Huma Rojo: Cuéntame algo de ti.

Agrado: Fui camionero antes de ponerme las tetas, luego dejé el camión y me hice puta.

Huma Rojo: (Sorprendida) Mmmm, muy interesante.


Y la contrató.


Debo decir que elegí la inclusión de Hable con ella es, como ha sido en otras selecciones, basada en lo que a mí me gusta. Lo que sabía yo es que Almodóvar, tarde o temprano, estará entre los mejores, y yo quería elegir una película, y escogí ésta porque es con la que más me identifico.


Como todos sabrán el argumento, Marco (Darío Grandinetti) es un hombre muy sensible; conoce a una torera, llamada Lidia (Rosario Flores), y se enamoran. Hay una inversión de valores, porque en esta relación, las características masculinas las lleva Lidia, y las femeninas, Marco. Un accidente deja a Lidia en coma, y Marco permanece a la espera de que despierte. En el hospital, conoce a Benigno (Javier Cámara), un enfermero que atiende especialmente a Alicia (Leonor Watling), quien también está en coma; Benigno no es enfermero en realidad, sino que consigue la plaza porque previamente estaba enamorado de Alicia. Con esta trama inusual, Almodóvar logra aislar por completo a los personajes femeninos, y adentrarse en la interioridad del hombre. Almodóvar utiliza estas tramas casi surrealistas, para aislar los personajes y ponerlos con reflector para conocerlos. Y, en Hable con ella, es el turno de los hombres.


El hombre, desde una óptica machista, usualmente nunca se expresa; se “aguanta como los machos” y sabe que no debe llorar, porque si no “parece una niña”. Almodóvar pone en duda todo esto. El título de la película, es una invitación a expresarse. La frase “hable con ella” la dice Benigno a Marco, porque éste tenía algo que decirle antes del accidente y no se lo pudo decir; al contrario, el enfermero, platica de todo con Alicia.


Valga decir que es asombrosa esa metáfora de que la mujer permanece inmóvil, como en coma, ante el mundo interior y la sensibilidad masculina, que es el gran descubrimiento de Almodóvar en la película.


Y, aunque no quisiera contar cierta parte de la película, tendré que hacerlo, a fin de dar cuenta de la estética de Almodóvar.


Benigno sabe que Alicia gusta de las películas mudas. Así que va a ver todas las que puede, y se las cuenta. Así que le relata ésta, que Almodóvar aprovecha para montarla.




Quisiera decir mucho sobre esta escena, que me parece genial, sobre todo con respecto a la temática de la película sobre la relación entre mujer y hombre, y el sentir de éste.


A mí me parece que Almodóvar, por sus posturas políticas y porque aún tiene mucho que dar, aún no ha recibido el crédito trascendental que merece, pero sin duda es uno de los mejores diez directores de la historia del cine, quizá mejor que Fellini.


FICHA TÉCNICA

TÍTULO ORIGINAL: Hable con ella

DIRECTOR: Pedro Almodóvar

DIRECTOR ARTÍSTICO: Rafael Palmero

GUIÓN: Pedro Almodóvar

MÚSICA: Alberto Iglesias

FOTOGRAFÍA: Javier Aguirresarobe

MONTAJE: Pepe Salcedo

VESTUARIO: Sonia Grande

INTÉRPRETES: Javier Cámara, Darío Grandinetti, Leonor Watlin y Rosario Flores

PAÍS: España

AÑO 2001

DURACIÓN: 96 minutos

MI TOP TEN QUEDÓ, FINALMENTE, ASÍ


10 comentarios:

Anónimo dijo...

He visto casi todas la peliculas de Almodovar y debo decir -pese a discutir acaloradamente con quienes me acompañan a verlas- que ninguna me gusto. Almodovar me parece muy agresivo, muy grotesco. Tiene esa actitud del "lo hago porque se me canta y si te gusta bien" y entonces te coloca en el limite entre aceptarlo o rechazarlo. Esa actitud provocativa es la misma que veo en Enrique Pinti y en Gasalla, dos comicos de Argentina.
Cecilia

ixmucane dijo...

Me gusta este post, entre otras cosas porque soy super fan de Almodóvar, y estoy de acuerdo con Ud en que "de Almodóvar es difícil extraer una película, porque en su conjunto, presiento yo, está elaborando una compleja red de referencias intertextuales dentro de su película".
Aquí le agrego unos cuantos nodos a su red: Zahara cita a Tina Quintero de "La ley del deseo", así como lo hace Enrique Goded con Pablo Quintero; la escena inicial de "La flor de mi secreto" vuelve a utilizarla en "Todo sobre mi madre", pero ya no como simulacíón sino en serio; la relación "incestuosa" de la "Ley del Deseo" está también presente en "Laberinto de pasiones"; etc.
Me agradaría mucho si se pasara por mi blog y leyera el post "Almodovarlandia", tal vez le interesen los links que encontré, entre otros de la película que Ud incluye en su post (El Amante Menguante). Saludos cinéfilos.

Fernando Ramos dijo...

No voy a discutir que Almodovar es un gran director, el problema es que se empeña en dirigir sus propios guiones, creo que las historias son malas, sus personajes parecen extraidos de reality show, su fortaleza es la parte visual de la película.

Es el único que te discuto en tu top ten.

Saludos

Mario Cordero dijo...

Cecilia: te agradezco tu visita. Yo creo que Almodóvar, intencionalmente, es así, agresivo y grotesco; sí es una postura muy radical, pero creo que eso es lo que me gusta. Gracias por tu aporte.

Ixmucane: todas esas referencias que haces son correctas y puede que haya más, sobre todo en las películas que faltan. No sé por qué me da la sensación de que Almodóvar algún día hará una película sobre una mujer activista de los derechos de los animales que se lanza a un cocodrilo hambriento, una historia que fue referida en La mala educación.

Fernando, es muy interesante lo que decís de dirigir sus propios guiones. Quizá eso sea una limitación no sólo en él, sino en otros directores que se empeñan en hacer lo mismo, cuando escribir guión y llevarlo al lente son dos habilidades distintas. Yo creo que las historias de Almodóvar son abruptas, y sus finales son toscos y cortantes, pero no creo que sea un defecto, sino que me parece que ésa es la sensación que quiere dar. Tal vez habría que analizar estos rasgos (el de lo grotesco y sus personajes casi irreales) desde la óptica de la Movida Madrileña, o desde el Posfranquismo, que casi viene siendo lo mismo.

madrobyo dijo...

Yo no he visto todo lo de almodovar, ni quiero.

Pero esa lista la podés modificar un poquito si un día de estos tenes tiempo y abris el limewire o ares y descargas "Persona" de Bergman o alguna que otra tonteria de los Monty Python, te sorprendería saber que los gustos de hoy suelen modificarse por los de mañana y los de mañana, estupidamente, suelen modificarse por los gustos viejos...

Ahi la llevan... sigo prefiriendo Ratatouille.

ixmucane dijo...

Mario, estoy de acuerdo con Ud, la lista de enlaces entre películas es muy grande, tal vez alguien se anime un día a hacer el diagrama completo.
Ya se me había olvidado la historia del cocodrilo. Tiene razón, a ver cuando vuelve a aparecer. La figura es muy impresionante. Y, ahora que Ud lo dice, casi todos sus personajes principales hubieran sido capaces de lanzarse a las fauces de un cocodrilo hambriento, por lo menos en sentido figurado, personajes muy vulnerables pero con una fuerza pasional muy grande.
En cuanto a lo de ser guionista y director, no me parece una limitación sino más bien la posibilidad de actuar sin hacer concesiones. Y para mí los resultados están más que bien, las historias no son predecibles, los personajes muy bien elaborados, la musica es perfecta, el humor es genial, los actores buenisimos ... Claro, mi apreciación personal.
Saludos.

MarianoCantoral dijo...

opino lo mismo, Almodovar es genial, poesía en la pantalla grande.

Mario Cordero dijo...

Madrobyo: simón, es como aquel cuento de Kafka en que los ciudadanos de Babel prefirieron construir la torre muy pero muy despacio porque ¡para qué! si el futuro seguramente inventaría máquinas que lo harían más rápido, entonces, ¿para qué intentar hacerlo en 200 años, si en 150 años podrían en 75? Gracias por las sugerencias, (menos la de ratatouille, por supuesto, jajaja)

Ixmucané: gracias por volver a alimentar esta discusión. Como dije, yo creo que es delicado ensalzar ahora a Almodóvar, porque es muy reciente. Nadie duda ahora de Fellini o de Buñuel, pero en su tiempo, nadie los daba por inmortales.

Mariano: gracias por tu constante visita. Sí debe ser poesía, porque Almodóvar es muy simbólico y musical. Gracias.

Julian M. Ramirez dijo...

Soy enfermero y me gusta Pedro Almodovar desde sus orígenes. Pero es lamentable la poca documentación que el director manchego realiza para ejecutar el personaje de Benigno, ya que las funciones que desempeña y la exagerada posibilidad de ocupar un cargo profesional que precisa carrera univesitaria, colegiación profesional, etc... así que gustando muchísimo el cine de don Pedro, le pediría a sus fans y a él mismo que estudiase las profesiones antes de mostrarlas al mundo; y si no que se vea la vida secreta de las palabras de Isabel Coixet. Un saludo

Anónimo dijo...

Kosas komo Almodovar, hacen d España la mierda que intenta ser.
Eskuche España entera: CHINGEN A SU PÚTISIMA MADRE.

Desde tierra Azteka, reciban el saludo!!